MWM, efectos neurofisiológicos... (27/05/2011 14:56:30)

Las MWMs, como los otros tipos de modalidades de TM articular, tales como las movilizaciones pasivas o las manipulaciones (alta velocidad) no se pueden explicar sólo mediante un paradigma biomecanicista (como se solía hacer). En el caso de las MWMs, si bien Mulligan aún mantiene que su eficacia se explica por la corrección de descentrajes articulares (modelo biomecanicista) las investigaciones sugieren con mucha claridad que deben existir otros mecanismos neurofisiológicos subayacentes. En otras palabras, el modelo biomecánico nos habla de una influencia a nivel medular (facilitación medular, bucle gamma...por la corrección del descentraje) pero deben existir otros mecanismos supramedulares que expliquen los efectos de la técnica. Se dice que las MWM actúan fundamentalmente a nivel del Sistema del Dolor y menos, pero también, sobre el Sistema Motor. A) Sistema del dolor: las MWMs provocan hipoalgesia de tipo mecánico pero no térmico (como todas las TM articulares). Además, es una hipoalgesia que no se antagoniza con naloxona ni desarrolla tolerancia, por lo que probablemente se trate de un tipo de hipoalgesia no-opioidea. A su vez, varios estudios demuestran que las MWMs provocan una modulación ortosimpática significativa. Las MWMs del raquis tienen efectos diferentes que las de articulaciones periféricas, una vez más tal y como ocurre con otras modalidades de TM (en las periféricas sólo actúan si existe alteración del sistema senso-motor y son absolutamente ineficaces en sujetos sanos, mientras que en las raquídeas provocan efectos similares tanto en sujetos sanos como en los que presentan disfunción) B) Sistema motor: En pañales, también. Pero hay algunos estudios que demuestran que, las MWM, por su componente peculiar activo, provocan cambios en el sistema motor de los pacientes (Por ejemplo, hay un estudio de Abbot y cols, 2001, que demuestra un aumento de la RE del hombro tras aplicar MWM para el codo en condiciones de epicondilálgia lateral). En fin. C) Sustrato anatómico: existe un componente a nivel medular, el clásico de toda la vida del que ya hablaba Irwin Korr en los 60 (facilitación medular, etc...) Pero hay más: mesencéfalo. Se postula que esta doble acción, hipoalgesia mecánica pero no térmica de tipo no-opioide asociada modulación ortosimpática probablemente viene canalizado por el sistema de inhibición descendente mediado por la sustancia gris periacueductal dorsolateral mesencefáfica (PAGdl). Más sustratos anatómicos: no hay muchos estudios, pero igual que en otras modalidades de terapia manual (trhust), muchos sugerimos que deben existir otras modulaciones a nivel del SNC de centros superiores (encéfalo), seguramente asociados a componente evaluativo que deben provocar potentes mecanismos inhibitorios. Aún se está en pañales en la investigación en este campo. El efecto global: es mixto mecánico-neurofisiológico. Naturalmente no se trata de \"corregir\" ningún descentraje, sino que la movilización articular transitoria (input biomecánico) es la que provoca un output neurofisiológico multi-sistema a nivel de la red neuronal (médula, mesencéfalo y seguramente encéfalo) que explican los efectos hipoalgésicos asociados a modulación ortosimpática propios de la técnica. De todas maneras, hay cierta bibliografía sobre el tema. Las referencias son fundamentalmente Vizencino, Paungmali, Bisset o O Leary. Hace tiempo he subido varios artículos de ellos a la Zona Privada. También en la Zona Privada, tienes un par de documentos de Nelson Rodríguez de León donde se habla del cambio de paradigma en TM y creo que es aplicable a las MWMs. También en el Grieve, Bill Vizencino tiene un capítulo donde habla de los efectos fisiológicos de la TM. Idem que antes, perfectamente aplicable a las MWMs. Perdón por la prosa Un saludo!

Respuestas

Título Fecha