hola de nuevo (08/03/2011 16:53:47)

Elefante: comparto las inquietudes que planteas. Bajo mi punto de vista, no creo que sea incompatible una pedagogía en el pregrado fundamentada en la estructura, pero referida siempre al movimiento. Mi opinión es que si esto no se consigue, es por una falta de conceptualización desde el comienzo. Mas bien lo que ocurre aquí, con respecto a este punto, es lo siguiente: una formación fundamentada en la estructura, y también basada en el dogma, la repetición de contenidos y en suma, el poco pensamiento crítico. Y cuando no se trata de desidia, no hay que olvidar que muchas formaciones de pregrado, independientemente de Bolonia, están orientadas por estrictos interses crematísticos (el profe de Fisio III da luego clases en el postgrado X de la misma Universidad y te orienta en 3º hacia una determinada manera de pensar, claro está, la que se desarrolla ¡oh, casualidad!, en su curso de postgrado). Es así. Y supongo que así ocurre en todo el mundo, no creo que sea cosa de España sola. Otra cosa claro, es que muchos de esos postgrados X en nuestro país son pobres en contenido, o que se traduce en que la estructura de razonamiento del novel fisioterapeuta queda marcada por un sesgo, que si no se corrige al principio, luego cuesta mucho (tiempo, esfuerzoa y dineros) corregir. Arco tiene razón cuando señala que existe un exceso de oferta en nuestro país. Naturalmente los síndromes de sahrmann son verdad operativa. En realidad no podemos sustraernos de este tipo de verdad: los conceptos o modelos son necesarios. Son estructuras inherentes al proceso de razonamiento de los seres humanos: no podemos aprehender la realidad más que conceptualizandola en modelos que nos resulten operativos. Esto no es malo, al contrario, es necesario: lo interesante es considerar que no hay que perder la perspectiva de que el modelo (verdad operativa) no es la realidad (verdad verdadera). Mark Jones, que ha profundizado en el proceso de razonamiento clínico, señala siempre la metacognición como una de las características fundamentales que debemos desarrollar: la capacidad crítica para ser capaces de evaluar nuestras propias convicciones y estructuras de razonamiento precisamente mientras estamos razonando. La metacognición sería algo así como una lucecita que ilumina y critica nuestro propio razonamiento. En mi opinión, el desarrollo de un pensamiento metacognitivo es fundamental para evitar despistes y caer en los errores comunes que frencuentamos en nuestro país al ahondar en estos asuntos: dualismo (o todo blanco o todo negro) y confusión modelo-realidad. Con respecto a lo que dices de los médicos: se trata siempre de un problema de comunicación. Naturalmente, este tipo de abordajes tan radicalmente clínicos, nos alejan de una comunicación fluída con médicos u otros compañeros fisioterapeutas que basan su estrcutrua de pensamiento en las relaciones entre estructura y función. Supongo que aquí lo que se trata es de afinar para intentar buscar un dialólogo operativo: no colocar una eventual lucha de egos en el centro del discurso, sino al paciente y su problema principal. Y es precisamente en su problema principal, es decir situando al paciente en el centro, donde podemos hallar un punto común en el diálogo inter-profesional: podemos hablar y discrepar sobre hernias discales, de problemas de fascias o de PGMs con médicos u otros fisios, pero en realidad siempre estaremos de acuerdo cuando decimos: al paciente le duele la espalda cuando se pone los calcetines o cuando está sentado más de una hora conduciendo. El problema principal del paciente. Luego en la práctica en el diálogo con médicos podemos ser más o menos ambíguos, pero siempre buscando la operatividad y que la estrategia comunicativa sea lo más precisa posible (que el médico nos entienda). En cualquier caso, debemos tener claro que etiquetas diagnósticas tales como lumbalgia o incluso hernia discal, en muchos casos no tienen valor diagnostico real y lo que es peor, muchas veces valor pronóstico de cara a la resolución del cuadro. Pero eso claro, lo sabemos nosotros, muchos médicos aún no. Sin duda tenemos ahí mucho trabajo por delante. Arco, muy de acuerdo en lo que expones: es necesario, como estamos viendo, una mentalidad mucho más abierta, ya desde el comienzo. Un abrazo!

Respuestas

Título Fecha