Hola otra vez (04/03/2011 12:23:06)

Hola a todos, un gusto leeros, arco, carles. Elefante, te saludo igualmente por este medio y aprovecho para felicitarte por tu blog: realmente abordas cuestiones muy importantes, al menos para los que considermos que la conceptualizacion y epistemología desempeñan un papel clave para darle un sentido y un desarrollo a una profesión. Sobre lo que planteas: no estoy de acuerdo en la sinonimia. Nótese que no he hablado de sistema musculoesqueletico, sino de SISTEMA DEL MOVIMIENTO. La idea nace de Sahrmann, pero es necesario ampliarla: el SDM no solo esta formado por el sistema musculoesqueletico (estructuas tales como nervios, fascias, musculos, huesos o vísceras) sino también asuntos como las evaluaciones, las creencias o las conductas fóbicas o no con repecto a ese movimiento lo determinan de manera significativa. Lo que planteo es que es el movimiento, entendido desde esta globalidad, es el que determina la función. Es un concepto mucho más ambicioso. El movimiento sería la expresión de ese sistema integrado: naturalmente la estructura tiene un papel en el sistema, pero lo esencial creo es comprender que el todo en este caso es algo más que la suma de las partes. Nuestro modelo tradicional, heredero de tradiciones clásicas similares (medicina y osteopatía), suele considerar que es la parte la que determina la función . Es imprescindible comprender que en el siglo XXI la Fisioterapia es ya una ciencia con la entidad y madurez significativa para diferenciaras de los ataviamos y adoptar un modelo propio, que además es coherente con la evidencia científica que tanto las ciencias básicas y clínicas, como la propia fisioterapia está demostrando. Pero para ello claro, hay que redefinir primero la fisioterapia. Estructura sí o no. Este tipo de debates muestra siempre nuestras carencias epistemológicas: siempre lo estamos planteando todo desde un dualismo, cuando lo que ocurre es que las cosas no son blancas o negras, sino que son blancas exactamente en el mismo momento en que están siendo negras. Estructura sí, cuando el modelo sea operativo. ¿Y cuando el modelo es operativo? Cuando la clínica y las respuestas clínicas lo confirman. Es cuestión de dominancias. Naturalmente podríamos hacer una transliteración de Heisenberg y buscar nuestro propio principio de incertidumbre: no nos es posible conocer exactamente el estado de una estructura mientras estamos operando sobre ella. Comprendo y soy plenamente consciente de la objeción: Este tipo de razonamiento nos lleva fácilmente a caer en un nihilismo terapéutico. Contrarréplica: si y sólo si abandonamos todos los modelos. Necesitamos modelos. El del sistema del movimiento es uno de ellos. El del disco original de McKenzie es otro. La RPG aporta los suyos, la osteopatía también. Algunos modelos se ha demostrado que están desfasados, otros están siendo sometidos a ensayo. Pero es esencial comprender que esto no es lo importante. Lo importante no es que el modelo sea cierto o no para todas las condiciones, sino que sea válido para resolver un cuadro clínico. Volvemos al concepto de verdad operativa vs verdad verdadera. Conceptualizamos la luz como onda o como corpúsculo la naturaleza de la luz, no tanto por criterio ontológico, sino según nos sea válida para una desarrollar una determinada aplicación práctica. Lo que nos interesa de los modelos clínicos, no es que sea ciertos, sino que sean operativos, para ese paciente en ese momento: pero esto lleva implícita la asunción de un axioma básico: no hay que confundir nunca el modelo con la realidad. Sabemos que en fisioterapia estamos a años luz de este razonamiento en la mayoría de las metodologías por carencias conceptuales y epistemológicas ya desde la universidad. Naturalmente la luz no ES (verdad verdadera) una onda función seno o coseno que vuela por el aire mientras está SIENDO un cuanto de energía. No lo sabemos. La estructura me puede interesar como modelo y sí que es importante para un determinado paciente en un determinado momento, si tengo plena consciencia de que el modelo no es la realidad y me sirve como verdad operativa cuya eficacia vendrá determinada por las manifestaciones y la respuesta de la clínica. La estructura, como cualquier otro modelo, estaría siempre supeditada al brickwall. Es esencial creo no perder la perspectiva: cuando hablamos de estructura no debemos referiría tanto al input como al output. Somos clínicos, no necropsistas en una sala de disección. La estructura ES en tanto que al operar sobre ella modifiquemos la clínica del paciente. Encantado de compartir estas reflexiones con vosotros. Arco, recojo el guante y cuando quieras nos juntamos. Eso sí, solo pongo una condición innegociable: hay que dejar tiempo suficiente para bajarse una o dos buenas botellas de vino y que te prepares una segunda edición de chistes insuperables! Un abrazo!

Respuestas

Título Fecha