arco (28/02/2011 21:19:27)

hola arco! que tal? espero que todo bien! Bueno, a lo mejor no lo ha parecido, pero no era mi intención hacer precisamente una apología de Sahrmann, sino sólo realizar una serie de reflexiones personales a colación de su modelo del sistema de movimiento humano. La relación entre movimiento y función tal y cual la he citado es una reflexión personal mía, que sé que compartes, pero que Sahrmann no la cita literalmente. Sahrmann tiene un sesgo, como bien sabemos y es que parte de una cultura muy característica, la norteamericana, con una alta incidencia de patología mórbida debido a determinados hábitos del estilo de vida (obesidad, desuso musular) y un determinado tipo de fisioterapia (predominancia de hands off) Creo que a estas alturas de la película, todos tenemos claro que cada tipo de fisioterapia no es más que una manifestación de la cultura propia del autor o autores que la desarrollan. Sí me quedo, no obstante, con su modelo del sistema del movimiento, pero no lo dejo en las esferas neuro-musculo-esqueléticas o acaso visceral que ella plantea, sino que lo amplío con la esfera evaluativa y cultural, cosa que ella no recalca: los miedos del paciente, como bien citas o también las creencias erróneas que pudiera tener con respecto al dolor o al daño configuran para mí, tambien disfunciones de ese SISTEMA DE MOVIMIENTO. Desde este punto de vista y de la asunción de la dominancia de las manifestaciones clínica del paciente sobre nuestra intervención, es que cobra todo su sentido la idea contemporánea que relfexionaba en el primer hilo: es el movimiento y no la estructura quien determina la función. Lo veo clarísimo y lo vivencio de manera clarísima todos los días en mi práctica clínica. Y como bien sabes y sé que también compartes, de ahí se derivaría toda una epistemología propia y contemporánea de nuestra fisioterapia, que en este momento observo en España huérfana o en cualquier caso anacrónica y no ajustada a las necesidades y retos reales de la profesión (la que plantan la AEF, Escuelas o el propio CGCFE). Comparto contigo, como no puede ser de otra manera, los puntos que citas: educación, autocuidado, diagnóstico clínico en función de una historia completa y propia, pedagogía correcta. Luego sobre los personalismos, repito que no era mi intención hacer apología: sólo citar un buen libro del que se pueden inferir reflexiones interesantes para nuestro contexto. Ya para todo lo demás, lo que nos guste tal o cual autor, entra en el gusto personal de cada uno. Un abrazo crack, y el gusto es mío.

Respuestas

Título Fecha